¡Hola buen día! Espero se encuentren muy bien, no tengo ni idea de como empezar el mensaje.
Me llena de infinita alegría poder comunicarme con ustedes, agradeciendo a Dios, a su santísima madre y a ustedes por sus oraciones.
He de compartir con ustedes la bellisima noticia de estar esperando a un nuev@ integrante de la grey de nuestro señor.
Me encantaria platicarles la manera en la que Dios me bendijo con este maravilloso don.
Como muchos, pero sin ser coincidencia he llegado a su sitio web por que nuestro señor lo ha dispuesto. En la desesperación total por no poder concebir.
Después de una delicada cirugía y una enfermedad aun no determinada. (Han de disculpar la impresicion en las fechas, soy un poco desmemoriada)
Cierto día he recibido un mensaje de ustedes diciendo que se realizaria una misa de bendición de vientres y que debiamos realizar una confesión y pedir al sacerdote que nos bendijera.
Increíble hasta para mi lo que pasó; tres días después de haber sido realizada la misa tuve un sueño, con una mujer muy bella, a la que le conezaba a hablar de la razón por la que nuestra señora se podía aparecer en cualquier lugar, la respuesta fue: porque ascendió en cuerpo y alma, ella permanecia en silencio y sonreía, al darle yo la respuesta, por fin habló, me dijo que le gustaba que la fuera a visitar a su santuario (he de mencionar que soy debota de nuestra señora de Guadalupe) pero que también le gustan la flores y solté en llanto lo que me despertó.
Al comentarlo con mi esposo determinamos que iríamos a llevarle rosas.
Días después tuve otro sueño, (en mayo) pero este fue diferente, estaba en un lugar con mucha luz y delante de mi había una persona a la que no podia ver perfectamente porque la luz me deslumbraba y me movia para tratar de verle la cara, mi alma se llenó de un gozo impresionante al lograr verle la cara, era ni más ni menos que nuestro señor Jesucristo, y me dijo con voz dulce, amorosa y tranquilizadora “vas a tener un hijo” yo completamente envuelta en llanto le pregunte que cuándo seria eso, a lo que respondió “mañana” y desperte llena de una felicidad jamás experimentada.
Al principio crei que era una respuesta a mi obsesión de ser madre. Pero no, apenas paso una semana y comencé a sentirme muy mal, pero pensamos que mi salud se comenzaba a deteriorar,sin embargo, en mi mente pensaba “si me lo ha dicho así es” es el caso que el 20 de junio me realice una prueba de embarazo y sorpresa, lo que me había dicho fue verdad.
Ahora cuento gracias a Dios con 18 semanas de embarazo y gracias a Dios se encuentra en perfectas condiciones.
Disculparan que haya realizado una explicación tan larga, sin embargo, quería comentarles lo que me ha pasado. La fe mueve montañas, y Dios escucha cada cosa que le pedimos.
Agradecemos infinitamente su intersecion, sus oraciones, el compartir la fe,sus mensajes de aliento, en fin.
Gracias a nuestros Señor por haberlos puesto en mi camino y por hacerme descubrir un camino mas hacia nuesto señor.
Gloria a Dios.
Reciban muchos saludos.
Iveth Ramírez.