“¿Te ha sucedido alguna vez que, al sentarte a la mesa, has caído en la cuenta de que es Noche Buena o Domingo de Resurrección?”
A mí sí me ocurrió y me arrepiento de haberlo permitido.
Motivos, razones, excusas… Cientos.
Que el trabajo, que los chicos, la casa, los compromisos, las ventas, que esto, que lo otro… Lo cierto es que Cristo, clavado en la Cruz y yo, comparando precios de los conejos y huevos de chocolate, en el supermercado.
Él, camino al Calvario, por tus pecados y por los míos… Y yo… camino a un fin de semana largo, aprovechando el feriado de Semana Santa. Eso sí, en familia y el domingo, al medio día… a Misa. ¡Nunca falto a Misa de Resurrección!
No estoy en contra de los conejos de chocolates, ni de los huevos de pascua. Mucho menos de los momentos agradables junto a la familia, pero… ¿No te gustaría pasar una Semana Santa, distinta?
Ir más allá. ¡Darle un matiz diferente! ¡Un brillo nuevo!
Una Semana Santa donde tu corazón cansado pueda descansar. Donde puedas dialogar con Cristo. Puedas contarle de tus cosas, tus preocupaciones, tus problemas…
Mi nombre es Pablo Córdoba. Soy escritor. He preparado estás 6 Reflexiones para que puedas vivir una Semana Santa Distinta.
6 Reflexiones Cortas que podrás compartirlas con tu esposo/a, con tus hijos… Con tus amigos de la Parroquia, del grupo de oración, el grupo juvenil, tus alumnos… Con quien creas que está necesitado paz en su corazón.
Si quieres recibirlas de manera gratuita en tu casilla de correo, solo tienes que dejar tus datos aquí y seguir las simples instrucciones.

No sea que en esta Semana Santa, te pierdas algo importante, por estar buscando precios en las góndolas, como me ocurrió a mí.
Tu amigo escritor.