Seleccionar página

A nadie le gustan las despedidas;
pero, si el árbol no pierde sus hojas… no habrá retoños nuevos.
Pablo Córdoba