Seleccionar página

Aunque no lo hayas elegido, te pareces al Cristo del madero.
Desde ese parecido todo es más sencillo.
Pablo Córdoba.
Deja tu comentario, que será bienvenido.