Seleccionar página

 
 
Estracto del libro: Cómo Recuperar la esperanza
¿Quién no se ha visto enredado en las telarañas de los “por qué”?
¿Por qué a mí? ¿Por qué me tuvo que pasar esto… por qué lo otro? ¿Por qué no quedo encinta? ¿Por qué no me curo? ¿Por qué tuvo que morir?
¿Por qué Dios no evitó el accidente? ¿Por qué no fue de otra manera? ¿Por qué ahora? ¿Por qué, por qué, por qué…?
Cuando rompas la maraña de los por qué, podrás ver los PARA QUE de los acontecimientos. Descubrirás las enseñanzas, el tesoro oculto, la perla preciosa en el fondo del mar.
De esa manera tu dolor encontrará sentido. Tus días descubrirán nuevos motivos para seguir viviendo; y tu espíritu, las fuerzas para vencer las dificultades que se avecinen.
Mi mayor deseo es que en adelante no vuelvas a dudar, por que en la duda rebrota la desesperanza y con ella, la desesperación. Entonces el entendimiento se turba y se adueñan de ti la depresión y la tristeza.
No te alejes de Dios, por que cuando uno ama a Dios, alaba a Dios y cree en Dios. Cuando frecuenta la Santa Misa, se confiesa y comulga, vive esta gran verdad, la ve en su vida: para Dios no hay imposibles.
Le estoy hablando a tu corazón con palabras que no son de este mundo. Lo hago para ayudarte a superar el dolor y salir de la tristeza.
Te digo estas cosas, porque aunque tú no me conozcas, conozco tu dolor y sé que Dios quiere transformarlo en bendiciones grandiosas. Te lo digo por que te quiero como un amigo de toda la vida.
Si quieres seguir profundizando sobre este tema y descubrir de qué manera concreta puedes transformar y superar las situaciones doloras de tu vida, te invito a leer mi libro: Cómo Recuperar la Esperanza haciendo click aquí