Seleccionar página

 
Consulta: mujer divorciada
Responde: Pablo Córdoba – Orientador personal
Hola, estoy en una situación que entiendo perfectamente lo que Dios nos enseñó, también me divorcié de mi esposo y después de 9 años de intentar una y mil veces retomar el camino, hace dos meses lo volvi a dejar, temo que ya no entiendo qué tanto debe uno tolerar, o esperar hasta que la muerte nos separe?…
Porque hace un año volvimos a vivir juntos en familia aún con el divorcio civil de por medio y qué me gané, 8 golpizas , insultos, ofensas, maltrato verbal y además desobligación por parte de él que nunca «encontró» trabajo, y yo pendiente de los gastos, pero eso no es lo peor, insultó y ofendió a mis padres al grado de golpearlos, a mis hijos ( a quienes yo buscaba darles por fin una familia un hogar) los golpeaba hasta sangrarle una ocasión la boca a mi pequeño de 5 años… qué sucede ahora, casi me hui de la casa, estoy con mis padres.
Él se ha quedado con todas los enseres domésticos y ahora me amenaza como todo el tiempo pero hasta involucra a todo el resto de mi familia con amenazas de muerte, ya una vez lo detuvieron , pero salió en libertad al instante.. ahora está en proceso y creo irá preso….
Estoy perdida, me siento en paz, pero a la vez sigo acudiendo a la misa dominical pero este domingo no comulgué, desde ya me siento en pecado, tendré que cargar con eso toda la vida, o hubiera seguido con este señor.. ?… me temo que se la respuesta, pero es doloroso, no cree.. ?… saludos
 

Respuesta

Querida amiga:
Valoro y agradezco la confianza y tu consulta.
Lo primero que tengo para decirte es que debes resguardar tu vida, tu salud física, síquica y la de tus hijos en  y si eso implica separarse de tu marido, pues te puedes separar.
Mientras haya violencia, de cualquier índole, no deben vivir bajo el mismo techo. Eso es lo que enseña la Iglesia y no marca ningún pecado en ello.
Por otra parte, el vivir separados (para resguardarte a ti y a tus hijos) no te excluye en nada de asistir a la Misa y Comulgar.
Tú no estás en pecado, el pecado lo está cometiendo él. Si hay motivos, suficientes para vivir separados (como puede ser en tu caso) no hay situación de pecado alguno.
Por consiguiente no tienes porqué privarte de recibir a Cristo Sacramentado en la Misa. Aquellos separados que viven (como si fueran esposos) con otro hombre o mujer (distinto de su marido o esposa) son los que quedan excluidos de comulgar, ya que están en adulterio.
Mientras tú no estés en esa situación de adulterio, puedes (siempre y cuando estés en Gracia, es decir confesada) comulgar.
Igual, te recomiendo consultar con el Párroco de tu parroquia. Y buscar en él y en algún grupo de la Iglesia apoyo y contención.Espero haber respondido a tu respuesta.
Saludos,
 

Pablo Córdoba
Tu amigo escritor