Seleccionar página

 
Tiempo atrás, recibí un mail de una mujer que se había suscripto recientemente a la comunidad de mujeres que piden un hijo a Nuestra Señora de la Leche.
En ese mail, ella me decía:
«Bueno hoy estoy un poco triste y desonsolada, despues de haber pasado
por un tratmiento para quedar embarazada y de haberle pedido mucho a
Dios, el dia de ayer me entero que tengo un tumor lleno de sangre en mi
ovario y que estoy en riesgo porque en cualquier momento se rompen, me
tiene que operar y lo peor esto reduce mis posibilidades de quedar
embarazada.
Esta fue mi respuesta en ese momento:

Querida Eladia:
Me cuentas que tienes problemas de salud y que eso te lleva al desánimo y a la tristeza. Una reacción natural y comprensible en todo ser humano.
Es lógico que te sientas mal e inclusive que estés enojada con Dios.
Pero no desesperes. Si Dios permite que esto haya aparecido, es por que tiene algo mayor detrás de aquel tumor. En su infinito amor, tiene algo mayor, alguna inmensa alegría o gracia para regalarte.
Será tu conversión, la de tu marido, una renovación en el amor entre ambos o aquel hijo tan esperado. Yo no lo sé, pero si estoy seguro es de que si Dios lo permite es por que hay algo grandioso esperando por vosotros.
Tengo mucho más para decirte, pero me resulta imposible por el tiempo. Pero además, por que todo eso lo digo en mi libro: «Cómo Recuperar la Esperanza», pensado y escrito para situaciones como la que estás pasando.
Es un libro corto, pero con una gran riqueza espiritual que te ayudará a hacer de esta preocupante noticia y motivo de Esperanza.
Visita este link y comienza a leer el libro
Comenzar a leer el libro, haciendo click aquí.
Que estoy seguro te hará mucho bien a ti y a tu marido. Ojala, puedan comprarlo y leer por completo.
Ayer estuve en Misa y pedí de manera especial a la Virgen que bendiga tu vientre y consuele tu corazón.

Dios te bendiga, Pablo Córdoba.
P.D. No dejes de mantenerme al tanto de tus noticias.

Pasó el tiempo y para mi sorpresa recibí esta otra comunicación suya:

 
Clickea aquí para acceder al Milagro del Embarazo
 
 
«Hola pablo y a todos mis amigos de oracion.
Hoy quiero compartir con ustedes una gran bendicion; hace mas o menos 3 meses les escribi angustiada porque me habian diagnosticado unos tumores en ambos ovarios y existia una gran probabilidaad que me sacaran mis ovarios ya que eran muy grandes.
Recibí muchas palabras de animo de ustedes. Gracias.
Estaba un poco alejada de Dios por lo cual decidi acercarme a Él, comence a asistir a misas de sanacion con mucha fe pedia cada dia que sacaran mi tumor y me salvaran mis ovarios.
Sentí la presencia de Dios y desde el primer dia que asisti a la misa de oracion supe que me habia sanadao, en mi preoperatorio mi ginecologo me dijo que mis ovarios estaban muy comprometidos.
Hace 10 dias me hospitalizaron para mi cirugia en la noche a media noche senti que alguien me abrazo muy fuerte en ese momento no supe que paso ni que era, no me dio miedo en ningun momento es mas no pense en lo que me habia dicho el ginecologo, tenia mucha mucha fe.
En la mañana siguiente me hicieron la cirugia y para la gloria de Dios no encontraron ningun tipo de tumor ni quiste, mis ovarios estaban sanos, solo sacaron una pequeña muestra de un quiste muy diminuto que encontraron (cuyo resultadfo de biopsia fue negativo para malignidad).
Los ginecologos revisaron y revisaron mis estudios mis ecografias y mi s ovarios y pelvis y se preguntaban que pasó, para la gloria de Dios estaba sana no habia nada.
Solo despues de la cirugia supe que ese abrazo en la noche era de papa Dios el me estaba protegiendo y sanando y me demostraba que el estaba con migo.
Todos los que les conte el sueño esa mañana dijeron sí vees era Dios.
Gracias por sus oraciones gracias por sus palabras de animo.
Ahora solo espero quedar embarazada y para la gloria de Dios se que el me lo va a conceder».
Si quieres sumarte a esta comunidad de mujeres que piden un hijo a Nuestra Señora de la Leche, haciendo click aquí