Seleccionar página

“Los primeros en conocerlo son unos padres de familia, como su papá.

Trabajadores que cuentan a sus hijos lo que han visto. Después llegarán los Reyes trayendo el oro y la plata.”

Alégrate de ser uno de quienes lo pueden conocer. Tómalo en tus brazos y hazle caricias. Es el Hijo de Dios que se hizo Niño, para que tú y yo lo podamos alzar.