Seleccionar página

¿Quieres escuchar su Voz?
Dile con el corazón:
Habla Señor. Habla que tu siervo escucha.
Pablo Córdoba.
Será una alegría escuchar tu comentario.