Soy un hombre de 60 años que me quedé viudo hace 10 meses y tengo problemas económico importantes, pero sobre todo he conocido a una mujer.

Esta mujer esta divorciada. Yo ni lo pensaba pero me he enamorado como un joven de 20 años y ahora su ex-marido le ha pedido que si puede volver con ella y le ha prometido que cambiara.

Parece ser que ella se divorcio porque iba de mujeres. .

Yo ahora estoy entre la espada y la pared, porque yo la quiero mucho pero no se si tengo que poner más medios o tengo que dejarle porque ante Dios es su marido y tiene dos hijos y yo estoy luchando porque la quiero y mi interior me dice que no puede ser.

Por favor si me puedes dirigir, le agradecería de todo corazón , porque soy creyente y estoy en la encrucijada.

Muchas gracias y un cordial saludo señor Pablo.

 

Querido amigo:

Me alegra mucho saber que tu corazón, vuelve a sentir como a los veinte. ¡Eso demuestra que eres un hombre joven que no ha perdido su capacidad de amar y que por consiguiente: tiene mucho por vivir!

Me dices que esta mujer, de la que te has enamorado, está separada de su marido. Y que no sabes que hacer, si seguir adelante con tu relación o dejar que ella recupere su matrimonio, ya que su esposo desea recuperarla.

Sobre el final aparece una apreciación tuya que, me parece, la clave para resolver este dilema: “mi interior me dice que no puede ser”.

Es la voz de tu conciencia, la que elabora un juicio certero y apropiado. Te dice que, pese a la ilusión de tu corazón, es mejor decir que no. Ella está casada, inclusive si estuviera divorciada, seguiría casada.

Tú, por convicción religiosa, no quieres contradecir a Cristo. Él dijo: el hombre que se une a una mujer casada, comente adulterio. Me parece muy sana tu conclusión.

Cómo Encontrar el Amor de tu Vida

Estás, como tú dices, entre la espada y la pared. Entre lo que dice tu corazón y lo que dice tu conciencia.

Hay quienes te pueden aconsejar a seguir tu corazón. Yo te recomiendo a que sigas a tu conciencia. El corazón se puede equivocar, la conciencia no. El corazón te puede traicionar… la conciencia no.

Respeta el matrimonio de ellos y piensa que para esos hijos lo mejor sería que el padre resuelva su problema de infidelidad y regrese con la madre y no que la madre consiga un novio o enamorado.

Si me preguntas que hacer en lo concreto, en el día a día, pues te diría que lo mejor será siempre dominar tus sentimientos, que los gobiernes. Es decir, no los niegues, no los calles, pero no te dejes gobernar por ellos.

El hombre prudente no se deja llevar por los impulsos del corazón, sino por el juicio de su inteligencia y lo sigue.

Ahora bien, ¿quedas por esto excluido a encontrar otra mujer? ¿Te está prohibido enamorarte? ¿Sería pecado volverte a enamorar?

¡No! Todo lo contrario. Dios respeta al viudo que decide permanecer fiel al vínculo y vivir el celibato y respeta también al viudo que se vuelve a enamorar de una mujer viuda o soltera y deciden formar una nueva familia.

Cómo Encontrar el Amor de tu Vida

La Iglesia te anima y acompaña en ambas decisiones y no te excluye de nada. Todo lo contrario: te anima a una participación activa y protagonista.

Entonces, ¡adelante con tu vida! ¡Abre los ojos! ¡Escucha la voz de Dios que es la voz de la conciencia y ve tras ella, confiado, tranquilo. Sabiendo de que no se equivoca y que te está aconsejando correctamente.

Si tu corazón está como de veinte pues, ¡adelante! busca nuevas amistades, busca un amor posible, adecuado a tu conciencia y procura vivirlo lo más cerca de Dios que puedas.

Espero haberte ayudado en esta encrucijada,


Pablo Córdoba

Tu amigo escritor.